Saltar al contenido
La Tienda del Caballo

Salud y cuidados básicos del caballo

Ser el dueño, o mejor dicho, compañero de un caballo es una responsabilidad enorme. Los caballos son animales acostumbrados, por naturaleza, a estar pastando en grandes espacios al aire libre la mayor parte de su tiempo, en torno a 17 horas diarias. Todo esto unido a una sociabilización y jerarquía que crean entre los individuos de una manada.

Ahora bien, llegamos nosotros y los estabulamos, haciendo que pasen una vida en la que limitamos su movimiento. Es por este motivo que es muy importante ejercitarlo para satisfacer sus necesidades físicas y, obviamente, todas las relacionadas con su salud y cuidados básicos del caballo.

Índice

¿Cuál es el alojamiento ideal para un caballo?

Actualmente, sigue existiendo en algunos lugares caballos salvajes y algunos viviendo en libertad, pero es muy diferente a los alojamientos que utilizamos generalmente para los caballos domésticos. Es por ello, que debemos saber algo más sobre los cuidados básicos de caballos.

Es muy difícil conseguir que un animal que, evolutivamente está acostumbrado a vivir en unas condiciones, sea «feliz» y este sano física y mentalmente viviendo estabulado. No obstante, deberemos hacer un gran esfuerzo por parte de cuidadores y propietarios.

El caballo suelto

Existen multitud de lugares donde los caballos están sueltos permanentemente en prados más o menos extensos y que no están en cuadras. Normalmente estos caballos comen a la vez todos juntos y tienen acceso a heno y agua en abundancia.

cuidados de un caballo
Caballos en prados

Estos caballos son los que normalmente son empleados para la reproducción o animales jóvenes que aún están por domar. Además, los caballos destinados a la producción ganadera, suelen estar en estas condiciones de semi-libertad.

En principio, esta debería ser la mejor manera de tener un caballo, estaría suelto todo el día, con otros de su especie y no sufriría las consecuencias de estar estabulado.

Sin embargo, no están exentos de problemas:

No siempre tienen por qué llevarse bien, pudiendo causar peleas y lesiones que tendremos que atender. Si un caballo está herido, será difícil identificarlo a tiempo. Dado que los caballos son dominantes y jerárquicos, implica que habrá algunos que se quedaran sin comer y otros lo harán el doble si no estamos atentos. Por otro lado, hay que tener en cuenta las inclemencias del tiempo, a las cuales estarán permanentemente expuestos.

El caballo estabulado

Este es el método que habitualmente encontraremos. Normalmente se trata de un centro ecuestre o hípica con una zona de cuadras en las cuales alojan los caballos que permanecen allí. Sin embargo, esto hace que debamos prestar bastante más atención en los cuidados que necesita un caballo, ya que, si vamos a tenerlo estabulado, que menos que intentar darle la mejor vida.

Las ventajas de este sistema, es que el caballo recibe una atención más directa y personalizada. Puede controlarse la ración de comida, acceso al agua y al heno, englobando los mínimos cuidados básicos de caballos. Esto favorece el control de sí un caballo está herido o enfermo, y además, para el jinete o amazona es más cómodo por qué el animal suele estar más limpio, a mano, y se evita normalmente que se hermane con otros caballos.

cuidados que necesita un caballo
Caballo estabulado

No obstante, podemos encontrar algunos inconvenientes:

El caballo está aislado. No tiene relación con otros caballos y pierde la capacidad de relacionarse con normalidad. Pasa demasiadas horas encerrado, pudiendo desarrollar estereotipias, cólicos…

¿Qué debe comer un caballo?

Tanto la comida, el agua y la sal, son los alimentos esenciales para un cuidado básico de cualquier caballo.

Su alimentación puede variar dependiendo de distintos factores. La raza, edad, tamaño, peso y como no, la actividad física, harán que el modo de alimentarlos varié. Pues no es lo mismo los cuidados de un pony que de un caballo de gran tamaño.

La dieta debe contener heno de calidad, pudiendo ser de distintos tipos. Realizar a menudo una mezcla de diferentes tipos de heno es bueno para suministrar al caballo una dieta bastante equilibrada.

El horario de comidas, debemos intentar aportarlo en las mismas horas, evitando que sea justo antes o después de que el caballo haya realizado ejercicio físico. Deben comer entre 2 y 3 veces al día, pero… ¿Qué cantidad? Dependerá básicamente del peso y actividad física, siendo siempre aconsejable acudir a un veterinario para la elaboración de la dieta y que pueda aconsejarnos sobre el aporte alimenticio en forma de pienso.

¿Cuánto tiene que beber un caballo?

Tratándose de grandes animales, los cuales están acostumbrados a un ejercicio exigente, los consumos de agua son bastante elevados. Normalmente, de 20 a 60 litros diarios dependiendo de la actividad que realicen, la temperatura y su estado fisiológico. En la actualidad, la mayoría de instalaciones utilizan bebederos automáticos para ahorrar la mano de obra precisa para que un caballo beba todo lo necesario.

¿Cómo mantener en buen estado el pelaje de los caballos?

Mantener el pelo limpio y libre de parásitos externos, tierra y demás residuos contribuye a que la piel esté sana y cumpla su función de barrera protectora. Este apartado, sin duda, también entra en los cuidados básicos de caballos, librándole de parásitos indeseables.

El cepillado diario ayuda a eliminar los restos de tierra, cama, parásitos, células muertas o pelo muerto. De este modo, el pelo quedará limpio, bonito y brillante, además de estimular la circulación sanguínea del caballo.

Se debe cepillar al caballo antes de ponerle la silla para evitar rozaduras y también después del trabajo si no podemos ducharlo, siendo este un punto importante en los cuidados e higiene del caballo.

cuidados de un caballo domestico
Cuidado del pelaje

Hay multitud de utensilios para la limpieza del caballo, podemos usar una rasqueta en una mano y en la otra la bruza. Puedes comenzar por la crin, cepillando desde las raíces hasta las puntas, arrastrando la suciedad y el polvo. Continúa por el resto del cuerpo pasando la bruza contundentemente para quitar la suciedad. Si hay algo de barro, deberemos usar una rasqueta de plástico que no dañe el animal.

Algunos caballos tienen cosquillas. Debes tener cuidado al pasar el capillo por la tripa porque pueden sentirse incómodos y golpear el suelo con los cascos….. ¡Cuidado con tus pies!

Cuando lo hayas cepillado bien, puedes usar un paño húmedo para repasar el pelo y quedará mucho más brillante.

¿Cómo cuidar los cascos de un caballo?

Los cascos son una de las partes más importantes del caballo, muchas patologías vendrán asociadas a un mal mantenimiento de estos.

Para limpiar los cascos es necesario levantar las extremidades del caballo una a una e inspeccionarlas, claro que el caballo debe estar acostumbrado a esta tarea de «dar las manos y los pies» con facilidad.

¿Cada cuánto se deben limpiar los cascos de los caballos?

Los cascos deben limpiarse a diario y siempre antes y después de una salida a la pista o al campo. Es frecuente que pequeñas piedras queden enganchadas en la ranilla del casco. Revisarlos después del trabajo, nos permitirá retirarlas.

Personalizar